Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

 

33º Congreso Mundial Vegetariano
Chiang Mai, Thailandia, 4-10 de enero de 1999
Dumrong Chiewsilp, M.D., M.P.H.
Congress Logo

Vegetarianismo y estilo de vida para el tratamiento del SIDA - el viernes 8 de enero de 1999

El SIDA es un grave y preocupante problema mundial que causa la muerte a un número significativo de personas jóvenes. El costo de medicinas especiales para el tratamiento del SIDA, tales como el AZT o los inhibidores de la proteasa, la atención médica, etc, son extremadamente elevados, de manera que las personas de bajos ingresos en países en desarrollo, no pueden permitírselos. El HIV no sólo causa la muerte por SIDA sino que hay algunos cofactores involucrados en la progresión de HIV+ a enfermo sintomático y al desarrollo completo del SIDA. Los pacientes con HIV+ y SIDA que tienen baja inmunidad y baja capacidad antioxidante, son más sensibles y tienen mayor riesgo ante productos químicos, microorganismos y toxinas que una persona sana. El poder inmune de nuestro cuerpo puede ser inducido y aumentado con una buena nutrición, cuidados, ambiente tranquilo, desintoxicación, eliminación de compuestos tóxicos y ejercicio.

En nuestro estudio, los síntomas observados en los pacientes son claramente atribuibles tanto a una mala dieta como a un estilo de vida poco saludable, esto es, comidas inapropiadas, consumo de tabaco, ingestión de bebidas alcohólicas, pérdida de peso, poca actividad física, drogadicción. La calidad de vida de los pacientes sería mucho más parecida a una vida normal cambiando la dieta a una de productos vegetarianos. Los pacientes con SIDA son animados a mantener una dieta vegetariana, la cual está principalmente basada en productos vegetales: frutas, verduras, legumbres, cereales, semillas y frutos secos. Los pacientes deberían evitar totalmente consumir carnes, huevos, productos lácteos, pescado fermentado y mariscos, debido a que causan alergias, enfermedades y elevan los riesgos de contraer las infecciones oportunistas del SIDA.

En la planificación de dietas apropiadas y un estilo de vida saludable para los pacientes de SIDA, ellos deberían, primeramente, entender las causas y efectos de esto y cambiar el estilo de vida y hábitos nocivos para mantener una buena calidad de vida.

Las siguientes recomendaciones permiten a personas con SIDA tener una vida más larga:

  1. Abstinencia de carnes y sus derivados, huevos, productos lácteos, pescados fermentados y mariscos así como también alimentos con bajo valor nutricional tales como azúcar, dulces y alimentos con grasas.
  2. Evitar y ser cuidadoso con los alimentos crudos y comidas mal preparadas o con productos alimenticios contaminados.
  3. Escoger una amplia variedad de alimentos con suficientes nutrientes como vitaminas y minerales y asegurar que la ingesta calórica sea adecuada para satisfacer las necesidades energéticas.
  4. Ingerir regularmente cereales integrales en lugar de refinados, cereales fortificados o enriquecidos o productos saludables.
  5. Consumir una amplia variedad de frutas y verduras frescas, incluyendo una buena fuente de fitoquímicos como la vitamina C y otras clases de antioxidantes.
  6. Tomar más leche de soya o productos de soya y saludables tés de hierbas.
  7. Realizar regularmente ejercicios suaves como caminar, jogging, yoga, Tai-chi, etc.
  8. Vivir en un ambiente limpio y sano y practicar algunas rutinas de meditación.

Traducido por María Santos