Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

 

33º Congreso Mundial Vegetariano
Chiang Mai, Tailandia, 4-10 de Enero de 1999

Ayunar según los principios del sistema de la Higiene Natural [*]
English
Congress Logo

Conferencia dada el día 6 de enero de 1999 por Arne Wingqvist (Suecia). Grabado y reproducido por David Román

Presentador: Tengo el honor de presentarles a todos ustedes al orador para esta sesión. Nuestro orador ha sido vegetariano durante muchos años, y ha sido frugívoro durante los últimos 12 a 15 años. Durante este período de ser frugívoro no consume ningún alimento cocido, tan sólo come frutas. Hace cuatro años vino aquí a hacer una marcha en Tailandia, tiene casi 80 años ahora, está activo y fuerte como nunca. Esta mañana nos hablará sobre cómo ser un frugívoro saludable. Me gustaría presentarles a Arne Winqvist.

Arne Wingqvist: Gracias amigos. Les doy la bienvenida a todos a esta pequeña conferencia sobre el ayuno. El título es "Ayunar según los principios del sistema de la Higiene Natural" sobre el trabajo del Dr. Herbert M. Shelton, San Antonio, Texas, EE.UU. Les daré una pequeña presentación del Dr. Shelton, extraída del libro "FIT FOR LIFE" ("LA ANTIDIETA"), muchos de ustedes lo habrán leído, y en él se dice: "Uno de los practicantes más respetados y respetables de esta disciplina en la actualidad es el doctor Herbert M. Shelton, actualmente retirado (el libro fue escrito a mediados de la década de 1980), pero que entre 1928 y 1981dirigió una «escuela de salud», que incluía una clínica, laboratorios y un programa de enseñanza, en San Antonio, Texas. Al doctor Shelton se le considera generalmente la mayor autoridad en lo que se refiere a los principios y la práctica de la higiene natural. Autor de numerosas obras que sintetizan sus ideas y descubrimientos, la ciencia - y arte - de la higiene natural debe a este hombre más que a ninguna otra persona. En palabras del doctor Shelton: «Las leyes de la naturaleza, las verdades del universo, los principios de la ciencia, son tan ciertos, tan fijos y tan inmutables en relación con la salud como en relación con cualquier otra cosa. La higiene natural es aquella rama de la biología que investiga y aplica las condiciones de las cuales dependen la vida y la salud, y los medios por los cuales esta última se sostiene en toda su virtud y pureza, y se restablece cuando se la ha perdido o está menoscabada».

Yo tuve el placer - diría la suerte - de ser estudiante de la Escuela de Salud del Dr. Shelton en 1951 y 1952. Y considero estos años como unos de los más valiosos de toda mi vida.

Ayuno... en inglés desayunar se dice "breakfast", o sea, "break the fast", romper el ayuno. Comes tu última comida por la noche, luego duermes toda la noche y por la mañana tomas el desayuno: rompes el ayuno que has estado haciendo durante la noche. Es la misma expresión en francés - jeûne y déjeuner - y en italiano, etc. Ayunar significa abstenerse de todo alimento, excepto el agua. El agua también es un alimento, pero te abstienes de todo lo demás, te abstienes de infusiones, de zumos de frutas. En las dietas de frutas (con melocotones, naranjas y cosas por el estilo) hay una gran diferencia incluso si sólo estás comiendo frutas. Cuando hablo del ayuno me refiero a tomar sólo agua, sin infusiones, sin frutas, nada más. Y existe una gran diferencia. Puedes restablecerte mediante una "cura" - como la llaman - de un par de semanas comiendo uvas o naranjas o lo que sea. Eso no es un ayuno y no ofrece los mismos resultados, bajo los mismos principios, que el ayuno con sólo agua.

Yo mismo ingresé en la Sociedad Vegetariana en 1931 - desde el principio me inscribí en el grupo deportivo para jóvenes en Suecia. Los líderes eran vegetarianos y hablaban sobre ello, y tenían periódicos que hablaban sobre los vegetarianos, los llevé a casa a mi madre y le dije: "Quiero ser vegetariano". Y ella dijo: "Bueno, muy bien, dime lo que he de darte". Porque jamás me gustó nada la carne ni el pescado, y recuerdo que cuando me mandaban tomar leche, le pedía a mi madre que añadiera a la leche el 50% de agua. Así que hacerme vegetariano no fue difícil para mí, y debo recalcar la importancia de los alimentos frescos crudos. Desde el principio he estado comiendo un mínimo del 50% de verduras y frutas frescas crudas.

Arne Wingqvist (izquierda) con Estrella y David Román

El vegetarianismo en Europa reúne principalmente a personas que consumen productos lácteos, algunos comen huevos, se llaman ovo-vegetarianos y ovo-lacto-vegetarianos, hay gente que se llaman a sí mismos “pescado-vegetarianos” – ignoro qué significa eso – y no me extrañaría llegar a oir la palabra “carne-vegetarianos”... Este término significaría que son vegetarianos pero a veces comen carne. La palabra vegetariano procede del latín “vegetus” que significa crecer y estar fuerte, de modo que realmente para empezar no tiene demasiada relación con los vegetales.

Es muy importante comer ensaladas – tanto si eres vegetariano como carnívoro – al principio de cada comida se debe tomar una ensalada fresca de crudos. No se debe tomar a mitad de la comida, comer patatas o arroz primero, sino que se deben tomar primero los vegetales crudos. Porque cuando se comen las verduras crudas se está produciendo un enzima en la saliva, y posteriormente este enzima actúa en el proceso digestivo a través de todo el cuerpo. Si se empieza con una patata o un bocadillo o lo que sea, y después se toma ensalada fresca, este enzima no será segregado en la saliva, y esto se ha demostrado clínicamente (mediante análisis de sangre, etc.).

Cuando se realiza un ayuno, no se necesita ninguna preparación si se es vegetariano. Simplemente dejas de comer, no hay que hacer ninguna preparación. Yo les aconsejaría si no están habituados a ayunar que consultasen a alguien que sepa sobre el ayuno y que haya ayunado personalmente. Pero si no pueden encontrar a nadie con estas características, intenten ayunar durante uno-dos-tres días, y posteriormente la próxima vez pueden tomarse una semana o dos o un mes o dos. Lo realmente importante es que no tengan ninguna preocupación. No deberían preocuparse sobre nada, y el significado del ayuno es darle al cuerpo un descanso completo, en cuerpo y alma. Deberían estar cómodos, acostados en cama, y con acceso a aire puro y agua limpia. Cuando haces un ayuno con agua, tienes sed y bebes tanta agua como sea necesario para apagar la sed. No hay que beber obligatoriamente 2-3-4 litros diarios, eso es totalmente erróneo. Bebes si lo necesitas un cuarto o medio vaso para apagar tu sed, si necesitas más, tomas más. Cuando estés exhausto, la próxima vez ya beberás más cuando lo necesites. Y esto es debido a que un exceso de agua irrita el sistema, y por tanto no te ayuda. Tumbado sobre la cama, hay que tomárselo con calma. Se puede leer un libro o quizás el periódico pero lo cierto es que es erróneo realizar mucho ejercicio durante el ayuno. Esto siempre y cuando estés ayunando para obtener una mejor salud. Si estás muy sano entonces quizás puedas pasear, pero no si estás enfermo y deseas recuperar la salud total.

Los primeros días cuando te saltas las comidas, cuando llega la hora de comer, sentirás hambre. No hay que preocuparse por ello. Eso no es hambre. Eso es tan sólo una sensación nerviosa que desaparecerá tras unos pocos días. Generalmente tras el tercer día ya no se siente nada, se está en completo descanso.

Cuando se ayuna, si duermes durante el día al principio, quizás pienses que no dormirás por la noche. Pero no debes preocuparte por ello, cuando llegue la noche dormirás aunque no sea la noche entera, y tras unos pocos días se regulará por sí mismo, estarás despierto por el día y dormirás por la noche. Pero incluso si no duermes por la noche el cuerpo está descansando, y el proceso fisiológico que sucede en el cuerpo cuando duermes también se produce durante la noche si eres incapaz de dormir.

Sigues de este modo día tras día y entonces te preguntas: ¿Cuándo es el momento de romper el ayuno? ¿Cuándo puedo empezar a comer de nuevo? Por supuesto algunas personas no pueden ayunar más que unos pocos días, porque trabajan o cualquier otra causa, pero si se dispone de tiempo se puede ayunar dos o tres meses. El momento de romper el ayuno llega realmente cuando sientes hambre, hambre verdadera. El hambre verdadera no se siente en el estómago, se siente en la boca y en la garganta. Entonces es cuando se debe empezar a comer. Si no empiezas a comer cuando sientes esto, entonces el ayuno se convierte en desnutrición. El ayuno es beneficioso, la desnutrición es muy perjudicial.

Durante el ayuno, hay que beber agua, no se deben tomar zumos de fruta. No se apagará la sed bebiendo zumos, porque en primer lugar los zumos de fruta deberían masticarse en la boca para mezclarlos con saliva, y en segundo lugar porque los zumos son alimentos y han de ser digeridos y asimilados por el organismo. Pero el agua se introduce en el organismo sin ser digerida.

Cuando sientes la llegada de esta hambre verdadera, el impulso por comer es tan fuerte que no puedes evitar comer. Se puede romper el ayuno de muchas formas, pero sólo hay una o quizás dos formas correctas de romperlo. Se puede añadir limón a un vaso de agua o naranja o algo así, pero si comes un gajo de naranja o un trozo de manzana, mastícalo muy bien. Y tras un par de horas, toma otro gajo u otro trozo de manzana, y mastícalo muy bien, y tras otro par de horas tomas más, cada vez mayores, dependerá de cuánto tiempo hayas estado ayunando. Si sólo has estado 2-3 días, puedes comer trozos mayores, pero si has ayunado durante uno o dos meses, entonces debes romper el ayuno muy progresivamente.

Un hombre de 45-50 años (o una mujer) que haya estado ayunando durante 3-4 semanas, sus tejidos corporales se habrán rejuvenecido entre 10 y 15 años. Si deseas conservar esto, debes adoptar una dieta vegetariana muy estricta, o una dieta vegana – sin huevos, sin lácteos, sin productos de origen animal –. Si sigues esta dieta, los resultados se mantendrán durante bastantes años. Tras adoptar esta dieta vegana, te gustará. Tu salud se ha revitalizado a un nivel superior. A continuación les mostraré algunos casos de ayunos que se han realizado. El Dr. Shelton afirmó haber dirigido a más de 40.000 personas ayunando bajo su supervisión, eso es muchísima experiencia. Pero antes, ¿tienen alguna pregunta?

Pregunta del público: Cuando no es por enfermedad, ¿qué piensa usted sobre el ayuno en individuos sanos? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Con qué frecuencia?

Arne Wingqvist: Bueno, por supuesto que un individuo sano se beneficia con el ayuno, porque alcanzar una salud total es muy difícil, especialmente si se consumen alimentos cocidos. Si adoptas una dieta de crudos, fruta fresca, semillas, nueces, almendras y hortalizas crudas es mucho más fácil obtener la salud total. ¿Y qué es la salud total? Mucha gente diría que es la completa armonía entre cuerpo y alma, y con tu entorno y con tu familia y amigos, y todo esto es muy correcto. Pero la completa armonía, si la consideramos en sentido fisiológico, significa que cada una de los billones de células de tu cuerpo están tan limpias como sea posible, casi al 100%, libres de los subproductos tóxicos resultantes de la digestión y la asimilación. Porque existen subproductos tóxicos incluso alimentándose sólo con frutas frescas, etc, pero no tantos; si se consume carne y similares entonces hay muchos más. Y la carne no posee la cualidad de limpiar efectivamente cada célula del organismo.

Una persona sana que desee ayunar, puede hacerlo cuando quiera. Muchos ayunan un día a la semana, algunos lo hacen los domingos, otros lo hacen los miércoles, etc. Otras personas lo hacen en primavera o quizás también en el otoño. Y siempre es beneficioso, siempre. Porque la mayoría de nosotros, comemos en exceso, de manera que le daremos al organismo un descanso físico.

Pregunta del público: ¿Existe el riesgo de beber agua en exceso durante un ayuno?

Arne Wingqvist: Se debe beber para apagar la sed. Si sientes que tras beber medio vaso de agua o un vaso no tienes sed, entonces paras de beber. Quizás tras una hora o dos o cuatro vuelves a tener sed, entonces bebes para apagar la sed. Porque el cuerpo no utiliza el sobreconsumo, no tiene ninguna utilidad. Y una cosa muy importante: no aplicar ningún enema, durante el ayuno. No es necesario. El cuerpo sabe por sí mismo cuando es hora; no importa si ayunas un día, o una semana, o un mes o dos. Los enemas irritan el sistema, y no es necesario.

Esto es un ayuno del que les voy a hablar. Aquí sobre la tarima pueden ver a 11 hombres. En 1954, desde el 1 al 17 de agosto, estuvimos ayunando tomando sólo agua durante 17 días. El primer día estuvimos caminando 50 km desde Goteborg, en Suecia. El segundo día otros 50 km sólo bebiendo agua. Seguimos haciéndolo hasta el décimo día. Habíamos caminado para entonces unos 500 km, algo más, quizás 530, bebiendo sólo agua durante 10 días. En Suecia tenemos luz diurna casi durante todo el día, 24 horas, en verano. Aquí es diferente. Esta fue la bienvenida, llegamos a Estocolmo en una tarde lluviosa y soleada, y la policía dijo que había más de 200.000 personas en las calles para recibirnos. Teníamos una escolta de seis motoristas por delante y cuatro detrás de nosotros. Fuimos recibidos en un enorme teatro al aire libre en Estocolmo, y jamás habían tenido tantos visitantes en aquel parque, calcularon más de 5.000 personas. Mucha gente de la ciudad, y hombres de negocios y vegetarianos vinieron a ofrecernos la bienvenida. Yo soy el tercero, el que agita la mano. El hombre de la izquierda es un cirujano, él fue quien tomó la iniciativa y fue el líder. Cuando llegamos a Estocolmo tras 10 días fuimos examinados por los médicos. Y los médicos dijeron: "Bien, pero por supuesto antes de que empiecen a comer de nuevo". Dijeron que estabamos en mejor forma que antes de salir. El ayuno duró otros 7 días más, aunque ya no caminamos 50 km diarios. Pero muy bien podríamos haberlo hecho, podríamos haber seguido hasta 12-13-14 días. Perdimos una media de 9 kgs cada uno.

Tengo muy buenos amigos en Bangkok - como en todas partes - y uno de mis mejores amigos es el presidente de la Asociación VegBangkok. Empezó en 1992, y he dado varias conferencias allí. Y después un día él me preguntó: "¿Podríamos organizar un walkathon (marcha caminando) aquí en Tailandia?". Así que en 1996, el 20 de enero, desde el centro de Tailandia, alrededor de 300 km de Bangkok, se reunieron 9-10 tailandeses, 1 chino, 1 americano, 1 singapurés y 4 suecos. Empezaron caminando 40 kms diarios. Yo no participé en esta marcha, pero mi amigo (este de la izquierda) sí lo hizo, a sus 79 años y medio. Tomando sólo agua. Los otros tres suecos participantes fueron mis hijos, de entre 23 a 30 años, ellos también estuvieron tomando sólo agua. El resto solían tomar zumos de fruta o jugos de verduras.

Esta señora es Sigrid De Leo, ella ocupa el segundo cargo directivo de la EVU (Unión Vegetariana Europea). Vive en Suiza. Realizamos una ruta ciclista por Suecia de 1,410 kms. Esta es la misma distancia que hay entre Chiang Mai - Bangkok ida y vuelta. Esto fue entre el 15 de julio y el 2 de agosto de 1997, 19 días. Estuvimos comiendo sólo frutas frescas, frutos secos, semillas y hortalizas frescas sin cocer. Yo hice esta ruta a la edad de 78 años, la señora De Leo tenía 53, y había otro hombre sueco de 53 años también. El recorrido más largo que cubrimos en un día fue de 120 kms, y el más corto de 25 kms. Sigrid había estado alimentándose de verduras y alimentos cocidos, pero ella nació ya vegetariana, y tras esta ruta ciclista ella es totalmente crudívora.


[*] N.del T.: En España y otros países es más conocida como Higiene Vital.