Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

15º Congreso Mundial Vegetariano 1957
Delhi/Bombay/Madrás/Calcuta, India


ASPECTOS NUTRICIONALES DEL VEGETARIANISMO

Capt. N. Seshadrinathan, M.B.B.S., D.T.M.

El Vegetarianismo ha sido descrito por mucha gente y de muchas maneras diferentes, pero todos coinciden en que la mayor parte del la dieta debería estar compuesta por verduras de hoja, raíces y cereales. Hasta donde se, nadie se opone a la inclusión de leche y productos lácteos en la dieta vegetariana. Algunos incluyen huevos, y hasta pescado. Una dieta privada de leche y productos lácteos no es compatible con la salud. Estos productos son los llamados 'alimentos protectores'.

La mayoría de las personas adopta una dieta no vegetariana por tradición y por compartir hábitos, más que por estar convencida de que dicha dieta es más nutritiva. Solía asociarse el consumo de carne con mayor fuerza y resistencia, pero esto no ha sido demostrado aún. El exceso de carne presente en las comidas en Inglaterra durante la Primer Guerra Mundial produjo casos de glotonería, y condujo incluso a un rendimiento ineficiente. Producto del consumo excesivo de carne, la gota era una enfermedad común, y cálculos en el tracto urinario estaban a la orden del día. Durante la guerra, cuando comenzó a racionarse el alimento, la salud de la gente se vió favorecida, así como su resistencia al trabajo sostenido.

¿Es necesaria la carne en la dieta? Esta pregunta puede responderse por medio de la investigación estadística; no solamente a través de los experimentos en animales, sino también por la observación en humanos de distintas partes del mundo donde, debido a diferentes circunstancias, se han visto forzados a renunciar a alimentarse con carne y adoptar una dieta vegetariana, con la inclusión de leche y productos lácteos. Con toda la información recolectada hasta el presente, se ha demostrado que una dieta rica en verduras, raíces, fruta y leche puede nutrir bien nuestro cuerpo.

A continuación se presenta una tabla con los nutrientes esenciales presentes en diversos alimentos, demostrando la relativa importancia de la carne, así como de la leche, las verduras y los cereales. Esta tabla ha sido preparada por el Comité de Investigación de Nutrición de la Liga de Naciones, 1936.

ALIMENTOS ALTAMENTE PROTECTORES

    Buena fuente de proteína Minerales.   Vitaminas    
        A B C D
  Leche ++ +++ + + +0 +0/
  Queso ++ ++ + + - -
E Huevos ++ ++ + ++ - ++
E Hígado ++ ++ + ++ - ++
E Pescado graso +   + + - ++
  Verduras de hoja +   + + ++ -
  Frutas   +++ + + ++ -
E Mantequilla - - + - - +0
  Aceite de hígado de bacalao - - +++ - - +++
  Levadura + + - ++ - -

ALIMENTOS POCO PROTECTORES

  Carne + 1 - + 1 -
  Tubérculos     +* + + -
  Legumbres (lentejas, guisantes secos)     - + - -
E Cereales (pan integral) + 1 1 + - -
E Cereales (arroz blanco)     - - - -
E Frutos secos 1   - ++ - -
E Azúcar, miel     - - - -
E Margarina etc.     ... - ... -

E = Alimentos con alto valor energético
+++ = Muy abundante
1 = Presente en cantidad insignificante
0 = En verano, en la época de pastoreo
* = Si es de color amarillo

De la tabla anterior queda claro que la carne no tiene tantas cualidades como 'alimento protector', comparada con la leche, frutas y vegetales. La literatura moderna referida a la diabetes hace incapié en el consumo de vitaminas en la dieta. Las vitaminas se encuentran en mayor cantidad en las verduras de hoja y la leche, más que en cualquier otra fuente de alimentación, exceptuando los huevos.

Todos los países utilizan los cereales como fuente de energía en su alimentación, de los cuales el trigo es claramente superior al arroz. Con los modernos medios de transporte y distribución, el trigo se encuentra disponible también en los países productores de arroz. Obviamente, la energía se obtiene solamente cuando se realiza trabajo físico intenso. El trabajo físico intenso compensa muchos defectos en la alimentación, ya que, gracias a la buena digestión que produce este tipo de trabajo, muy pocos sustancias de alto valor nutritivo son desperdiciadas.

Se verá que una dieta no vegetariana no solamente no es esencial, sino que también es inferior a una dieta vegetariana que incluya lácteos. Se sabe que la carne es rica en hierro, pero los vegetales de hoja contienen más hierro - El aceite de hígado de bacalao es rico en Vitamina A, pero los vegetales de hoja son también buena fuente de Vitamina A. Así como la exposición al sol provee de Vitamina D, los aceites vegetales pueden ser irradiados para contener esta Vitamina.

Investigaciones llevadas a cabo en la India demostraron que las tribus que habitan en las colinas tenían un mejor estado físico gracias a una dieta rica en trigo, leche y frutas; en comparación con los pueblos de las planicies, cuya alimentación estaba basada en arroz y otros cereales pero con un escaso consumo de leche y frutas. La idea de un físico hercúleo, o de una constitución de un púgil de 180kg ya no inspira al hombre moderno. Los días de brazos musculosos y de cuerpos capaces de despeñar rocas; trabajando como remeros, o aplastando enemigos con un solo brazo han pasado de moda. El ideal del físico hercúleo no se obtiene simplemente comiendo carne u otros alimentos, sino más bien desarrollando los músculos por medio del trabajo físico intenso. Tomemos por ejemplo el caso de los carpinteros o de los cargadores de carruajes: ellos consumen muy poca carne, pero la mayor parte de sus alimentos son legumbres de alto valor calórico, las cuales se convierten en músculos fuertes y salud resistente por medio del trabajo físico intenso.

Si hablamos de coraje, no es algo exclusivo de los no vegetarianos. El coraje suele ser confundido con demostraciones de crueldad. El coraje es la capacidad de enfrentar situaciones reales de peligro; y esta capacidad la poseen muchos vegetarianos.

En cuanto a la resistencia, incluso los trabajadores de la India, mal alimentados y curtidos por las inclemencias del tiempo, han demostrado igualmente una gran resistencia, posiblemente superior a la de muchas personas bien nutridas y cuidadas de otros países. La mayor fuente de sustento de los trabajadores hindúes es el arroz y las legumbres, no la carne.

Las investigaciones en nutrición remarcan la importancia de la leche, fruta y vegetales en nuestra dieta. Nuestro país ha demostrado por más de dos mil años que es posible para una persona poder mantenerse resistente y sana, en cuerpo y mente, por medio de una dieta libre de carne.

No pretendemos discutir con aquellas personas habituadas a una dieta no vegetariana, pero sostenemos no estar de acuerdo con que una dieta sin carne no permite mantener cuerpo y mente saludables.

Hombres de gran reputación han objetado el maltrato hacia los animales. Actualmente existe una considerable cantidad de hombres eminentes que están dando una profunda reflexión y consideración sobre por qué no seguir el vegetarianismo como un ideal para una vida simple y un pensamiento elevado.

 

 
Traducido por Francisco Atencio