Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

 

IVU News

La Sociedad Vegetariana China
IVU News 2-97 - English

íNo existen los problemas!... Se trata de superar tus propias actitudes más que las de los demás. Christine Loh, Concejala Legislativa, vegetariana desde hace muchos años, en una charla titulada "Vegetarianismo: Rompiendo las Barreras Sociales."

fotoLas dos sociedades vegetarianas de Hong Kong, una de habla inglesa y otra china, se unieron en 1996 bajo el liderazgo del Dr. Simon Chau. La sociedad anglófona, fundada por Jan Moor en 1995, organizaba actos y cursos de cocina y publicaba un boletín muy informativo. Jan, que enseña en el centro de raja yoga de Dragon Road, detrás del templo de Tin Hau, ve el vegetarianismo como algo más que una simple forma de comer: dentro del vegetarianismo incluye más paz, no-violencia, preocuparse más, mejores actitudes, relajarse, explica ella; en resumen, una mirada hacia la hermosa naturaleza que puede perderse en el bullicio de Hong Kong.

Jan es un brillante ejemplo de su propia filosofía, exuda paz, amabilidad y paciencia incluso abriéndose camino por las atestadas calles del centro de Hong Kong. En 1995, comentó que los derechos de los animales habían ocupado un asiento posterior frente a los asuntos de la salud en aquella fase, pero que una vez que estemos más establecidos seremos capaces de introducirnos en ellos. Y de hecho lo han hecho hasta tal punto que el enérgico y efectivo grupo de protección animal, EarthCare, creado por el vegano Dr. John Wedderburn está siguiendo su rápida expansión bajo el liderazgo de Ng Wai Yee. El centro de yoga fue también sede de una conferencia del Vicepresidente de IVU Maxwell Lee este año, que fue claramente una ocasión memorable y comentada favorablemente por todos los asistentes.

La sociedad de habla china, bajo la dirección del Dr. Simon Chau, ha crecido de unos escasos 50 miembros en octubre de 1995 a más de 1.000 en abril de 1997. El Dr. Chau atribuye este aumento fenomenal del interés a una apreciación más extendida de los beneficios para la salud y la frecuencia de enfermedades relacionadas con la dieta occidental. La gente todavía polemiza sobre detalles nutricionales y asuntos morales, pero pienso que las cosas están cambiando en nuestra dirección porque, aunque sólo fuera eso, existen cada vez más datos científicos a nuestro favor. El Dr. Chau advierte un cambio importante en las actitudes durante la última década: la reacción normal hace 10 años era ridícula, e incluso hace cinco años muchas personas consideraban el vegetarianismo como supersticioso y poco científico, pero ahora se está haciendo ampliamente respetado.

La tradición budista de base es una ventaja en algunos aspectos, pero un problema en otros: ílos cristianos locales, por ejemplo, consideran el vegetarianismo como una victoria de la oposición y por ello tienden a estar en su contra! Sin embargo, los restaurantes vegetarianos se están multiplicando rápidamente y los productos vegetarianos se están volviendo cada vez más fáciles de encontrar en las florecientes tiendas dietéticas y en los supermercados que se suben al carro, ansiosos por aprovecharse de la nueva tendencia. Además, el tofu es un alimento chino tradicional y no existe una tradición sobre los lácteos. La China continental también se está concienciando de los peligros de la dieta occidental y un reciente anuncio sobre que los niños deberían ser animados a beber más leche fue rápidamente rectificado hacia otro anuncio sobre que debía darse leche de soja en las escuelas de todo el país.

Simon Chau creció en el campo en los Nuevos Territorios del extremo más meridional del continente chino con amor hacia la naturaleza y no hacia los centros comerciales. Anteriormente campeón de cross, quedó muy impresionado por el libro de Rachel Carson Silent Spring (Primavera Silenciosa). Se licenció en 1970 y ha trabajado como profesor, editor, diseñador gráfico, productor y presentador de televisión educativa, columnista, presentador de programas radiofónicos y traductor e intérprete independiente. Previendo los peligros del desastre ecológico, el hambre y la guerra civil, co-fundó las influyentes Greenpower en 1988 y Produce Green, la primera finca ecológica comercial de Hong Kong, en 1989.

Profesor universitario agregado y experto en el arte de la traducción, el Dr. Chau da frecuentes conferencias y seminarios y entrevistas a los medios sobre temas que van desde la protección ambiental y los derechos animales hasta la salud y la dieta. Ha publicado más de 60 libros, traducciones, adaptaciones y trabajos creativos propios, cubriendo temas desde la filosofía verde hasta la agricultura biológica, vegetarianismo, ética, educación, asuntos del tercer mundo, asuntos sociales, meditación y cuentos para adultos y niños. Vegetariano desde hace unos 15 años, dejó la carne antes de aprender nada sobre los beneficios de salud y con el paso de los años se ha ido aproximando hacia una dieta puramente vegetal, retirando los productos animales gradualmente pero con determinación. Posteriormente tomó conciencia de los enormes beneficios para la salud así como los aspectos más espirituales del estilo de vida vegetariano, mostrándose interesado por la meditación y el qi gong. Casado y con dos niños, cree que la gente de Hong Kong tiene un papel vital que desempeñar en el reverdecimiento de China, lo cual es de suprema importancia para el bienestar del planeta en el siglo venidero.

La Sociedad Vegetariana China se reúne cada sábado en el restaurante vegetariano Kung Tak Lam de Tsim Sha Tsui, posee su propio boletín mensual y organiza diversos actos. Aunque sólo una reunión mensual se realiza en inglés, no hay necesidad de hablar chino para sentirse perfectamente como en casa en cualquiera de las reuniones amistosas y extremadamente concurridas, que regularmente atraen hasta 200 participantes. Durante la mañana los miembros organizadores de la sociedad trabajan duro para preparar la degustación zen gratuita para mostrar a la gente que existe la buena voluntad en el mundo. A los beneficiarios se les ruega que no lo agradezcan a la sociedad, sino que transmitan esa buena voluntad a otros que encuentren. Por la tarde, hay una sesión de qi gong, puestos ofreciendo literatura verde, verduras biológicas, etc. y luego un conferenciante invitado. Por la noche el equipo organizador mantiene una comida comunal y discuten próximos proyectos. La gente se hace vegetariana por diversas razones, tanto por salud, por razones medioambientales o humanitarias: yo elijo las tres, dice el Dr. Chau, aunque la compasión fue la razón primera; no me gusta matar animales y me siento culpable si un animal muere por mí: opino que está mal.


Toda contribución a IVU News será bienvenida. El material publicado no refleja necesariamente las opiniones del editor o la postura de la Unión Vegetariana Internacional.