Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

Correo de IVU
IVU News - Num. 3 - 1998 - English

Jan Beeldman da la bienvenida al Dr. P. K. Jain como nuevo Secretario Regional de IVU en Africa

Varios años atrás anuncié que deseaba renunciar a mi cargo como Secretario Regional en Africa y con el paso de los años sentía que la continuidad de este servicio iba ganando en importancia.

También opinaba que este cargo requiere a una persona más dinámica para afrontar problemas tales como la pobreza, el desempleo y la malnutrición que inhiben el crecimiento de un movimiento vegetariano próspero.

Es para mí un placer presentar al Dr. P. K. Jain, actual Presidente de la Sociedad Vegetariana de Botswana quien, con el apoyo de su comité, ha aceptado la Secretaría Regional de la Unión Vegetariana Internacional.

Bienvenido Dr. Jain: le animo en sus esfuerzos por promover una filosofía y un estilo de vida vegetarianos.

[Dr. P. K. Jain, P. O. Box 2178, Gaborone, Botswana. Fax: +267 356591 Tel.: +267 356171. E-mail: jainpk@noka.ub.bw]

Para finalizar deseo dar las gracias a todos aquellos que me ayudaron en mi trabajo durante los últimos 17 años.

- Jan Beeldman. Linden, Sudáfrica.

[En agradecimiento a sus muchos años de servicio, la IVU ha designado a Jan Beeldman como Patrón Honorífico y miembro vitalicio.]

  • Africa - de la Guía Mundial

Una Antigua Hierba China hace maravillas en Tailandia

Como superviviente del cáncer, me gustaría compartir con otros cómo una experiencia inolvidable me enseñó la importancia de la buena salud.

Habiendo alcanzado el punto más bajo de mi vida, dolorido por todas partes, tosiendo continuamente e incapaz de comer o socializar con amigos, con la ayuda de un intérprete seguí el consejo de un doctor chino recién llegado. El me habló de una antigua hierba china llamada Jiaogulan (Gynostemma pentaphylum) que había beneficiado a muchos de sus pacientes, y un amigo me trajo una muestra de China para plantarla y cultivarla biológicamente.

Tras tomar la infusión de esta hierba diariamente durante varias semanas, tanto yo como los vecinos ancianos con los que la compartí empezamos a sentirnos bien y a poder dormir mejor. Después de seis meses, me sentía menos estresado y empecé a perder algo del peso que previamente había sido incapaz de reducir a pesar de realizar mucho ejercicio.

Estaba tan animado con los efectos positivos de la hierba que empecé a recopilar informes, artículos, folletos de investigación y cualquier información que pude encontrar, con la ayuda de amigos que plantaron los planteles que les di y que también se convirtieron en consumidores habituales de la hierba. También remití algunas muestras de la hierba para su aprobación por parte de la Food and Drug Administration (Administración para Alimentos y Medicamentos).

Ocho años después, me siento sana, fuerte y energética, capaz de disfrutar la vida de nuevo y de compartir con todo el mundo el incalculable beneficio y la bendición que esta maravillosa hierba me ha traido a mí y a muchos otros.

Las maravillas que esta antigua pequeña hierba puede realizar son un recordatorio de los muchos y maravillosos provechos de la naturaleza a la que deberíamos estar por siempre agradecidos.

- Ms. Leticia M. Smithapindhu. Chiang Mai, Tailandia.


Toda contribución a IVU News será bienvenida. El material publicado no refleja necesariamente las opiniones del editor o la postura de la Unión Vegetariana Internacional.