Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo


El Vergonzoso y Despiadado Tráfico de Organos de Animales

IVU News - Num. 3 - 1998 - English

El devastador pero próspero tráfico ilegal de órganos de animales - sólo superado por el tráfico ilegal de estupefacientes - conlleva la matanza de especies altamente amenazadas como osos, tigres, leopardos, linces y antílopes tibetanos cuyas pieles se emplean para fabricar chales que serán vendidos en la India o huesos de tigre destinados a China.

Los repugnantes y morbosos materiales obtenidos así - pieles, cráneos, dientes, huesos, garras, vejigas, penes y otros órganos extirpados de seres vivos cruelmente descuartizados - son posteriormente empleados para confeccionar una exótica variedad de pociones caras y nocivas que, increíblemente, son todavía buscadas por consumidores ignorantes y supersticiosos como presuntas medicinas tradicionales y alimentos.

La Asociación Tailandesa para la Conservación de Animales Salvajes, en cooperación con Care for the Wild International (Protección de lo Salvaje), la Asociación Mundial para la Protección de los Animales y otros grupos internacionales de defensa y conservación animal, está trabajando para proteger a los osos - explotados como exótica comida 'de emperador' en Tailandia, donde la sopa de pata de oso está considerada como un manjar exquisito - y a los tigres que son cazados ilegalmente por su piel y sus huesos, así como otras especies amenazadas.

[Para informarse sobre la protección de la menguante fauna salvaje de Asia, contactar con: Tim Redford, Director, Thai Society for the Conservation of Wild Animals (Asociación Tailandesa para la Conservación de Animales Salvajes), 32 Prathum Ct 85/3-8 Soi Rajaprarop Makkasan, Bangkok 10400, Tailandia, Fax: +66-2-248-1490. E-mail: tscwa@ibm.net]

bears
Osos rescatados de las redes de infames traficantes de productos ilegales de la fauna salvaje.

tiger
Tigre rescatado a salvo del espantoso tráfico de huesos, piel y otros órganos.


Toda contribución a IVU News será bienvenida. El material publicado no refleja necesariamente las opiniones del editor o la postura de la Unión Vegetariana Internacional.