International Vegetarian Union (IVU)
IVU logo

 

Un pasaje corto del:
El Festín de los Heréticos
Una historia del vegetarianismo por Colin Spencer
"Lean este estudio erudito lleno de hechos y diganle adiós para siempre al carnicero local."
Val Hennessy Daily Mail

from EVU News, Issue 1 /1997 - English

book cover Aristóteles

Aristóteles comparte la ambivalencia platónica a un grado aun mas grande- Como el jugó una parte en el pensamiento medieval Cristiano, dicha ambivalencia es de lamentarse, ya que el fue revenerado y ha ayudado a formar muchas de nuestras actitudes actuales de la sociedad. Aristóteles niega a los animales el poder de pensamiento, sosteniendo que solo son capaces de tener sensaciones y apetito, y necesitan del mando de la humanidad para sobre vivir. (Porque o como los animales florecen salvajes, parece no haberlo considerado.) Desde el punto de vista Aristotélico las plantas y los animales existen para uso de los humanos. En un pasaje, sitúa en un mismo nivel a los animales y a los esclavos, diciendo que las manera de domesticar a los animales y a los esclavos no son muy diferentes. (Esto, claro, simplemente ilumina como los griegos consideraban a sus esclavos) Que diferente a Pitagoras, que veía el alma inmortal en todos, aunque aun Aristóteles admite: "debemos acercarnos a la pregunta sobre cada animal sin aversión, sabiendo que en todos ellos hay algo natural y hermoso."

Aristóteles también escribe compasivamente sobre la visión Orficos: "los poemas conocidos como órficos dicen que el alma nace de los vientos, entra del aire a los animales cuando respiran." La visión del respiro semejante al alma es muy cercano al la visión de los hindis y de la de Homero, y Aristóteles parece haber estado de acuerdo con Pitagoras en que los animales tienen almas. El ser inconsistente no era un crimen, entonces, como parece serlo hoy día, debemos entender que la complejidad del mundo y la exploración entusiasta de él se reflejaban en dicha ambivalencia.

Volvemos a encontrar a un verdadero vegetariano en Teofrastos, alumno de Aristóteles. Nacido en Lesbios en 372 BC estudió en Atenas bajo la tutela de Aristóteles y se volvió su amigo, al viajar de regreso a Lesbios, donde Aristóteles estableció un círculo filosófico en Mitileno, la capital. Fue aquí que Aristóteles primero estudió biología y escudriñó los objetivos naturales de las plantas y animales, ya el creía que sabiendo sus metas finales podría entender su estructura y desarrollo. Tal vez, su alumno comenzó a trabajar en sus propias Preguntas acerca de las Plantas y el Crecimiento de las Plantas, dos libros que han sobrevivido, but sus propios pensamientos y descubrimientos difieren del de su maestro de una manera muy radical. El no creía que los animales existian por el bien de los humanos y pensaba que el matar animales era innecesario e injusto, y que el habito de comerlos debió de haber comenzado cuando la guerra destruyó las cosechas. Si las plantas y comida vegetales eran abundantes no había necesidad de comer carne animal.

See also:

Traducido por Karla Torres