Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

 

IVU News

Las dietas vegetarianas desde el punto de vista de la medicina preventiva y la dietética
By Mitsuru Kakimoto
IVU News - Marzo 2000

El movimiento vegetariano moderno llega a ser muy activo desde principios hasta mediados del siglo XIX, lo que llevó al establecimiento de la Unión Federal Vegetariana en 1889. En 1908, la Unión Federal Vegetariana fue sucedida por la Unión Vegetariana Internacional (IVU), cuyo propósito fue actuar como organización que engloba las asociaciones vegetarianas de todo el mundo.

Han sido doscientos años desde el nacimiento del movimiento vegetariano moderno y ahora vamos a ver el siglo nuevo. Como Coordinador de Investigación para el Consejo Internacional de IVU, me gustaría dar a conocer la ultima información, publicada en los años 90, sobre la dieta vegetariana desde el punto de vista de la medicina preventiva y la dietética.

Una dieta vegetariana está reconocida científicamente en la actualidad como efectiva en la prevención de enfermedades de los adultos.

La Postura de la Asociación Dietética Americana: Dietas Vegetarianas (1997), es la siguiente:

Los datos científicos indican una relación positiva entre una dieta vegetariana y un riesgo menor de padecer numerosas enfermedades y condiciones degenerativas crónicas, incluidas la obesidad, enfermedades del corazón, hipertensión, diabetes y algunos tipos de cáncer. Las dietas vegetarianas, igual que otras dietas, necesitan planearse aproximadamente para ser nutricionalmente adecuadas.

Declaración de opinión

Según la Asociación Dietética Americana (ADA) las dietas vegetarianas planeadas adecuadamente son saludables, nutricionalmente adecuadas y aportan beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de las enfermedades.
Una autoridad en dietética, Walter Millet, M.D., Dr.P.H., profesor y presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, destacó las dietas vegetarianas en la parte fundamental de su discurso en el 3 Congreso Internacional de Nutrición Vegetariana celebrado en la Universidad de Linda Loma, California, EE.UU., en 1997. En su conferencia, Willet destacó que, aunque la eliminación de carnes rojas en la dieta puede ser la responsable de la baja tasa de enfermedades coronarias y de cáncer, no parece ser la razón de la buena salud encontrada entre los vegetarianos. Destacó que la fuente de salud entre los vegetarianos es la ingesta adecuada y suficiente de una amplia variedad de alimentos vegetales.
Hasta 375.000 casos de cáncer, según la tasa actual del cáncer, podrían ser prevenidos cada año en esta nación a través de la elección de dietas saludables.

Mientras tanto, en 1997, el Instituto Americano de Investigación del Cáncer publicó un informe, Comida, Nutrición y Prevención del Cáncer: una Perspectiva Global. El informe incluía catorce recomendaciones, tres de las cuales están relacionadas con la dieta vegetariana. Basadas en el análisis de más de 4.500 estudios de investigación, estas recomendaciones presentan el mejor consejo disponible en este momento para disminuir el riesgo de cáncer. Algunas de las recomendaciones son:

  • Elección predominante de una dieta basada en vegetales, rica por la variedad de verduras y frutas, legumbres y alimentos básicos feculentos sin procesar.
  • Comer 400-800 gramos (15-30 onzas) o cinco o más raciones diarias de una variedad de verduras y frutas, durante todo el año.
  • Comer 600-800 gramos (20-30 onzas) o más de siete raciones al día de una variedad de cereales (granos), legumbres, raíces, tubérculos y plátanos. Preferencia por los alimentos mínimamente procesados. Limitar el consumo de azúcar refinado.
El informe también menciona el potencial para la prevención del cáncer:
  • Comer bien, además de estar físicamente activo y mantener el peso ideal, puede disminuir el riesgo de padecer cáncer de un 30% a un 40%.
  • La elección de dietas recomendadas junto con no fumar tiene un potencial de reducir el riesgo de cáncer de un 60% a un 70%.
  • Hasta 375.000 casos de cáncer, según la tasa actual del cáncer, podrían ser prevenidos cada año en esta nación a través de la elección de dietas saludables.
  • Un simple cambio, como comer las cinco piezas de frutas y vegetales al día recomendados, podría reducir por sí mismo la tasa de cáncer en más de un 20%.
Respecto a la prevención del cáncer, la Guía Dietética para Americanos del Departamento de Agricultura de los EE.UU. y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. publicaron una Orientación Dietética para Americanos en 1995. En uno de los capítulos, titulado Elegir una dieta con muchos productosde cereales, verduras y frutas, se dan tres puntos sobre alimentos vegetales:

Los productos de cereales, las verduras y las frutas son parte importante de una dieta variada. Están enfatizados en esta directriz porque proveen vitaminas, minerales, carbohidratos complejos (fécula y fibra alimenticia), y otras sustancias que son importantes para una buena salud. Son también bajos en grasas generalmente, dependiendo de cómo son preparados y qué se les añade en la mesa. Muchos americanos de todas las edades comen menos del número recomendado de raciones de productos de cereales, verduras y fruta aunque el consumo de estos alimentos esté asociado con un riesgo sustancialmente menor de muchas enfermedades crónicas, incluidos ciertos tipos de cáncer.

La mayoría de las calorías de tu dieta proceden de los productos de cereales, las verduras y las frutas.

Los alimentos vegetales proporcionan fibra

Los alimentos vegetales proveen una variedad de vitaminas y minerales esenciales para la salud.

Algunos estudios de investigación parecen sugerir algunos problemas de las dietas veganas con la falta de vitamina B12. Sin embargo, está considerado un hecho que muy pocos veganos en Japón padecen anemia por deficiencia de vitamina B12. La razón parece ser la toma en grandes cantidades de algas marinas por los japoneses. En 1995, Hideo Suzuki, doctor en Medicina, (Universidad de Osaka, Facultad de Medicina) informó, en J. Nutri. Vitiminol., Japón, que los veganos (vegetarianos estrictos al estilo japonés) que padecían anemia megaloblástica mejoraban tomando 2 gramos de nori (alga marina seca) cada día. Mientras tanto, en J. Urban Living and Health Ass., Japón (1990), Mitsuru Kakimoto, D.D.Sc., Ph.D y Yumi Watabe, M.Ed., investigaron a los estudiantes universitarios japoneses y encontraron que los estudiantes vegetarianos eran comparables con los estudiantes ordinarios en el físico, y que el número de vegetarianos que sufrían enfermedades digestivas era menor que el de los no vegetarianos.

La dieta vegetariana ha sido reconocida como efectiva en la prevención de enfermedades adultas tales como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Además, es evidente que la dieta vegetariana sin ningún suplemento satisface las necesidades de los niños en periodo de crecimiento si la dieta incluye ciertas cantidades de nori.

Con la llegada del siglo XXI, nos encontramos con cuestiones de salud, problemas en la comida y el trastorno del medioambiente. Me gustaría decir que la dieta vegetariana será un estilo de vida seguido en el siglo que viene.


El Dr. Mitsuru Kakimoto es el presidente de la Sociedad Vegetariana Japonesa (JVS) y miembro del consejo de IVU.

Traducido por Margarita Lozano


Toda contribución a IVU News será bienvenida. El material publicado no refleja necesariamente la opinión del editor o la postura de la Unión Vegetariana Internacional.