Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

 

IVU News

El Instituto para la Nutrición Basada en Vegetales
por James Oswald
IVU News - Marzo 2000 - English

La nutrición basada en vegetales se define como un esquema dietético que incorpora en calidad de alimentos algas, bacterias, cortezas, bayas, salvados, bulbos, enzimas, fibras, flores, frutas, hongos, grasas, zumos, hojas, microbios, aceites, vainas, polenes, rizomas, raíces, savias, vegetales marinos, semillas, germinados, tallos, tronchos, ramitas, tubérculos, parras, levaduras y sus extractos tales como infusiones, y vitaminas y minerales de origen vegetal. Se clasifican las verduras como una categoría variada que puede incluir frutas (tomates), tallos (apio) y tubérculos (patatas), por ejemplo, y contempla las semillas ampliamente incluyendo cereales, legumbres y frutos secos. En esta taxonomía, el romero es una hoja - así como una hierba y especia, un helecho es un tallo con hojas, y el musgo irlandés se considera un racimo de hojas marino vegetal.


La nutrición basada en vegetales es holística. Aunque se centra en los alimentos vegetales, reconoce que la salud humana no se basa solamente en la alimentación.

Quizás la sustancia nutricional más esencial sea la clorofila vegetal que transforma la luz del sol en proteínas, almidones y azúcares y es asimilada inmediatamente; sus moléculas son idénticas a la hemoglobina de la sangre de los mamíferos con la excepción de que la primera posee un ion de magnesio y esta última uno de hierro. El beta-caroteno es igualmente necesario, junto con los aminoácidos y los ácidos grasos esenciales. La fibra se considera también esencial, equivalente a un nutriente - como es el caso del salvado en su unión con las grasas y la reducción del colesterol. En resumen, las plantas verdes son el fundamento de la nutrición humana.

Además del consumo de plantas comestibles - sus sustancias y partes frescas, secas, conservadas, congeladas y enlatadas - muchos otros alimentos procesados o manufacturados pueden ser elaborados mediante diversas combinaciones y procedimientos. El resultado puede ser, por ejemplo, el kimchi o el sauerkraut - vegetales fermentados ricos en lacto-bacilos de origen vegetal; el tempeh - soja transformada por micelios; la carne de trigo o seitán - obtenida retirando el almidón y conservando el gluten; el tofu o queso de soja - producido moliendo, hirviendo y filtrando y coagulando los sólidos; la pulpa de remolacha - fermentada para desarrollar microbios que concentran cobalto y lo hacen disponible como cobalamina o vitamina B12 o proporcionan una cosecha de levadura nutricional; los granos de trigo - exprimidos con o sin calor, usando alta o baja presión y con o sin catalizadores químicos - para extraer aceite del cual una posterior concentración puede aislar la vitamina E; la fibra de avena - molida en partículas tan microscópicas como para permitirles emulsionarse y suspenderse en agua como leche de avena; y sucesivamente hasta el infinito mientras exista interés por descubrir los secretos de la naturaleza y producir alimentos nutritivos agradables.

Más vitaminas de las que se conocen actualmente y enzimas más numerosos de los que se han catalogado, pueden ser hallados en, aislados de, extraidos y almacenados en líquidos, polvos, emulsiones o ceras para almacenamiento y suplementación nutricional sistemática posterior. Después, las combinaciones de materiales vegetales pueden ser secadas al sol o al horno, congeladas o al vacío, convertidas en polvo y utilizadas posteriormente como se desee.

La nutrición basada en vegetales es holística. Aunque se centra en los alimentos vegetales, reconoce que la salud humana no se basa solamente en la alimentación. El sol, el aire, el agua y ciertos minerales no vegetales son vitales para la supervivencia y la salud. Por tanto, promulga la respiración adecuada - reconociendo que el oxígeno es básico para la vida humana, requiere un adecuado consumo de agua pura - poniendo atención a su cantidad, calidad, temperatura y secuencia de consumo, y minerales extraidos del mar y de la tierra. Estos, junto con ejercicio físico, descanso y sueño apropiados - y orientaciones positivas morales, éticas, lógicas, filosóficas y espirituales son fórmulas reforzadoras de la salud humana. Defiende que las plantas y todas sus partes están vivas, su calidad depende de los genes de sus semillas y el suelo en el que crecen así como el agua que las riega y el aire que las rodea. La nutrición basada en vegetales acepta el cuerpo como un todo e insta a la producción y consumo de alimentos integrales, recomendando el máximo consumo de nutrientes frescos crudos y el mínimo uso del cocinado y otras formas de tratamiento. Las proteínas, carbohidratos, aceites, enzimas, vitaminas, fibras, minerales y agua contenidos en la vegetación comestible son por sí mismos suficientes para mantener y mejorar la vida humana.

En el núcleo de este concepto está la comprensión científica de la realidad de que no hay alimentos humanos que no sean de origen vegetal.


Jim y Dorothy son educadores retirados. Fundaron el Institute for Plant Based Nutrition (Instituto para la Nutrición basada en Vegetales) en 1997

website: www.plantbased.org


Toda contribución a IVU News será bienvenida. El material publicado no refleja necesariamente la opinión del editor o la postura de la Unión Vegetariana Internacional.