Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo
Alimentos Genéticamente Modificados
por Richard Wolfson, Ph. D.
de Toronto Vegetarian Association

Los alimentos genéticamente modificados ya se encuentran en los estantes canadienses, sin etiquetar y mezclados con otros alimentos


La industria biotecnológica ha tomado genes de una gran variedad de organismos, incluyendo peces, cerdos, bacterias, virus, insectos e incluso humanos y los ha transferido a los alimentos que consumimos. Cómo se sentiría al saber que está comiendo tomates con genes de pez, o aceite de canola con genes humanos? (Qué cantidad de genes humanos es necesaria en nuestros alimentos para que nos consideremos caníbales?)

Bueno, quizá usted ya esté comiendo estos alimentos sin saberlo. Mientras los científicos de la Universidad de Calgary han incorporado genes humanos al aceite de canola (ver Toronto Star, nov. 9, 1996, p. A10), hay otros alimentos genéticamente modificados ya en el supermercado.

Efectos colaterales

Un serio problema con la ingeniería genética es que siempre existe la posibilidad de efectos secundarios impredecibles. Es imposible predecir o probar todos los efectos cuando se inserta incluso un sólo gen nuevo dentro de un organismo, ya que el código genético es muy complejo. Debido a que no se requiere probar estos alimentos a largo plazo y a que no son etiquetados como genéticamente modificados, el riesgo es bastante importante.

Por ejemplo, hace unos cuantos años una de las más grandes compañías productoras de semillas insertó un gen de la nuez de brasil al ADN de un frijol de soja para crear un frijol de soja con una proteína más completa. Sin embargo, este frijol inesperadamente causó alergias en personas que nunca antes habían sido alérgicas a la soja. Debido a que su aspecto era idéntico a las demás, estos individuos podrían haberla comido sin saberlo, sufrido una severa reacción e incluso muerto. Afortunadamente, el productor se tropezó con este problema antes de lanzarlo al mercado y decidió no comercializarlo.

En otro ejemplo, en 1989 la compañía Showa Denko en Japón se percató de que podía acelerar la producción de un complemento alimenticio, el triptófano, usando la ingeniería genética. No obstante, se produjo inesperadamente una toxina en el triptófano, la cual mató a por lo menos 37 personas e incapacitó permanentemente a otras 1,500 cuando el producto se comercializó en Norteamérica antes de ser probado. Se demandó a Showa Denko por más de 2 mil millones de dólares.

Envenenando nuestras reservas alimenticias

Puesto que muchos de estos productos, tales como la soja, el aceite de canola y el maíz, son ingredientes de otros alimentos, sería muy difícil rastrear cualquier enfermedad, alergia o efectos tóxicos en caso de que se presentaran. Los frijoles de soja son utilizados en aproximadamente el 60% de los alimentos procesados, mientras que el maíz genéticamente modificado puede ser utilizado para preparar almidón, sirope y otros ingredientes derivados, utilizados en cerca del 25% de los alimentos procesados, incluyendo virtualmente cualquier producto endulzado. El uso del aceite de canola está también muy extendido.

Lo que usted puede hacer

  • Para evitar los productos genéticamente modificados, el consejo general es reducir el consumo de alimentos procesados.
  • Consuma alimentos orgánicos (de cultivo biológico).
  • Escriba a sus diputados y senadores, supermercados, medios y grupos de consumidores y solicite:
    1. etiquetado de todos los alimentos genéticamente modificados, y
    2. pruebas rigurosas a largo plazo de todos estos alimentos antes de ser colocados en los estantes.
    3. O bien envíe sus inquietudes directamente a:
      Margaret Kenney, Directora Asociada,
      Oficina de Estrategias y Coordinación en Biotecnología de Agricultura de Canadá
      56 Camelot Drive,
      Nepean, ON K1A 0Y9
      Tel. 613-952-8000, ext. 4185
      Correo electrónico: bsco@em.agr.ca
Para mayor información y materiales, o para participar en esta campaña, contacte a:

Campaña para Prohibir los Alimentos Genéticamente Modificados,
Partido de la Ley Natural
500 Wilbrod Street,
Ottawa, ON K1N 6N2
Tel. 613-565-8517 Fax 613-565-6546
Correo electrónico: rwolfson@concentric.net


Richard Wolfson, Ph. D., es Consultor de Salud del Partido de la Ley Natural de Canadá