Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo
Viviendo en armonía con los vegetarianos
por Alison Green - The Washington Post 25-8-1995
de Veggies Unite

Después de cuidadosas consideraciones, concluí que comer carne es incompatible con mis valores, incluso aunque me encantase comerla y no me gustasen mucho las verduras. Estaba segura de que mis papilas gustativas se rebelarían, quizás reteniendo una alubia u otros dos rehenes vegetales en mi boca, hasta que pagara un rescate de una hamburguesa o un poco de jamón.

No sucedió como yo esperaba, felizmente; mi mayor problema como vegetariana no ha sido la comida, la cual he encontrado deliciosa, y cada mordisco me satisfacía como lo hacía la carne, sino la desconcertante actitud de mi familia y amigos. Otros vegetarianos tienen las mismas quejas: las miradas misteriosas, las preguntas tontas, las interrogaciones hostiles. Parece ser que los vegetarianos (12 millones en EE.UU. y creciendo diariamente) son una minoría tristemente de verdad malentendida. De este modo, he ideado diez simples decretos para los que comen carne en sus tratos con los vegetarianos:

Quítate la idea de que los vegetarianos son espartanos que subsisten con zanahorias crudas y alubias. La pregunta que más he oído de todas es "¿Y qué comes?". Esta pregunta me desconcierta; ¿cómo puede cualquiera que siga una dieta variada y razonable contestar a eso? Puedo comer (1) espaguetti, tortilla de patata, a la francesa, de queso, de champiñón, de ajo y perejil; cintas a la parmesana, espirales al pesto, garbanzos, lentejas, potaje, sopa de verduras, de pasta, arroz con tomate, frutas, cacahuetes, espárragos, patatas, chocolate, lasaña de verduras, pizzas con champiñones, queso, aceitunas, gofres, pasta ... ¿Y tú, qué comes?

Aprende algo de biología; todavía no estoy seguro de lo que hacer con las llamadas personas inteligentes que piensan que el pollo o el atún no es un animal. Que sepas que vegetarianismo significa no comer carne roja, aves de corral o pescado; no comer a nadie con una cara. No puedo contar el número de veces que los camareros me han sugerido un plato con productos del mar como "entrada" vegetariana.

Especialmente si alguien es vegetariano por razones éticas, no des por sentado que no le importaría que haya un poco de carne en sus comidas. ¿Aceptarías tú sólo un poco de tu gato o sólo un poco de tío Juan en tu sopa?

Deja de promocionar la industria de la carne. Los carnívoros parecen pensar que los vegetarianos son como personas que hacen dietas y que en realidad quieren hacer trampas un poco ahora y otro poco después. Mi padre está seguro de que si puede convencerme de lo bien que sabe su filete alimentado con cereales y repollo, cederé y acabaré comiéndomelo. Mis amigos intentan que pruebe sólo un poco de cualquier cosa con carne que ellos comen, con la premisa de que está tan bueno que yo no podría renunciar a ello. A veces pienso que los comedores de carne aprendieron sus lecciones para convencerme, en las formas que lo hacen los chicos malos que salen en las películas antidroga que veíamos en el instituto. Escuchad: No importa lo que insistáis en decir lo bueno que está, no lo vamos a comer.

Cuando un vegetariano caiga enfermo, no le digas que es debido a su mala nutrición. Por los comentarios que oí cuando tuve la gripe, pensarías que los que comen carne nunca caen enfermos. Cuando enfermo siempre hay alguien esperando para decirme que es debido a mi dieta. Hoy en día hay personas que comen carne y están sanas o enfermas, también hay vegetarianos sanos y enfermos (y ya que viene al caso, los estudios han demostrado que los vegetarianos tienen sistemas inmunológicos más fuertes que los comedores de carne).

Cuando estés en un restaurante con un vegetariano, ten paciencia, salir a comer fuera puede ser una prueba incluso para sesudos vegetarianos. A pesar de la aceptación de los menús para dietas vegetarianas, la mayoría de los restaurantes están todavía confundidos con los productos animales. Algunos restaurantes parecen no tener nada excepto carne en sus menús; Ħincluso las ensaladas tienen huevo o pollo en ellos! (2) No te quejes si nuestros intentos de averiguar los ingredientes exactos de una minestrone puedan parecer paranoicos; la experiencia nos ha enseñado que las inquisiciones en estas tablas están justificadas, después de años de burlas de camareros y camareras he descubierto que algunos de los platos descritos como vegetarianos frecuentemente contienen caldo de pollo, tocino, huevos (2), u otro ingrediente animal.

No pongas cara de asco a nuestra comida. Antes de que arrugues tu cara al ver mi perrito caliente de soja o tofú piensa qué es lo que tú te estás comiendo. Sólo porque comer animales es algo ampliamente aceptado no significa que no sea indecoroso.

Date cuenta de que nosotros probablemente ya lo hemos oído antes. Una de las cosas más divertidas que ocurren cuando se es vegetariano es encontrar una persona que asegura tener el argumento que te va a hacer cambiar. Este argumento se basa casi invariablemente en una de estas dos joyas:

(a) "Los animales comen otros animales, por lo tanto, ¿por qué no lo deben hacer los humanos?". Respuesta: la mayoría de los animales no podrían sobrevivir si no lo hicieran. Esto, obviamente no es el caso de los hombres. ¿Y desde cuándo nos hemos guiado por los animales para nuestras normas de conducta?

(b) "Nuestros antepasados comieron carne". Respuesta: quizás, pero ellos también vivían en cavernas, conversaban con gruñidos, y tuvieron muchas menos elecciones de vida. Se supone que hemos evolucionado desde entonces.

A pesar de la opinión popular, tú no tienes el derecho de esperar que los vegetarianos transijan en sus creencias personales por razones de "educación". Gente a la cual nunca se le ocurriría ofrecer una botella de su vodka favorito a un alcohólico rehabilitado, u ofrecer bacon a alguien que quiere hacer kosher (3), todavía piensa que es perfectamente razonable esperar que yo coma un bistec de tía Susana porque yo lo adoraba de pequeño, y sería incluso un insulto para ella que yo no lo comiera ahora que soy mayorcito.

Parad de decirnos que los humanos "necesitan o tienen" que comer carne; nosotros estamos demostrando que no. Gente que por un lado respeta mi capacidad de cuidarme por mí mismo, rechaza creer que yo tomé la decisión prudentemente de ser vegetariano. He hecho muchísimas investigaciones sobre el vegetarianismo, probablemente más que las que habéis hecho vosotros sobre dieta y nutrición, y yo estoy seguro en la elección que he realizado. ¿ Eres sabedor de que los estudios realizados demuestran que los que comen carne son casi dos veces más propensos a morir por enfermedades del corazón, un 60% más vulnerables a morir de cáncer y tienen un 30% más de probabilidad de morir por otras enfermedades? Yo no estaría comiendo de la forma en la que lo hago si investigaciones intensivas no me hubieran convencido de que el vegetarianismo es más saludable y ético que comer carne; una cuestión más adecuada sería si tú puedes respaldar tu dieta.

Ahora, adelante y aprovecha al máximo tus tratos más corteses con los vegetarianos. Puedes encontrar cosas tan armoniosas que querrás probar el vegetarianismo tú mismo.

Notas del Traductor:

(1) La comida ahí relacionada como se puede observar es más típica española, y son para un vegetariano no para un vegano. El texto original en inglés relata los siguientes comidas: stiry (vegetales rehogados con arroz en una sartén grande), hummus (una especie de puré de garbanzos), stew-stofado, sorbetes de frambuesa, sopa minestrone, ensaladas, burritos de alubias, pan de jenjibre, chili de lentejas, lasaña de verduras, tofú kabbos, barquillos, hamburguesas vegetarianas, alcachofas, tacos, bongels, arroz azafranado, mus de limon, setas rissotto ...

(2) Se llaman vegetarianos los que no comen ningún animal: ni carne ni pescado. Se llaman veganos, los que además de ser vegetarianos, no consumen ningún producto derivado de los animales como huevos, leche, miel, ni sus posteriores tratamientos como pudiera ser el queso.

(3) Práctica judía de purificación en la que no se puede comer carne de cerdo.

Traducido por Julio Briso Montiano